La conocida frase “una imagen dice más que mil palabras” es cierta, a veces con sólo ver una mirada, una expresión, un color o una acción capturada en una fotografía, resume en segundos lo que toma explicar en minutos con palabras. La pregunta que quiero hacerte es la siguiente: ¿Una imagen vende más que mil palabras?. Desde mi experiencia, en redes sociales, una imagen dice mucho, pero un cierre de venta no se logra sin el texto adecuado.

Digamos que la imagen captura, atrae, detiene, concentra la atención. La acción de dar click al botón de compra, ver más o solicitar información, es posible hasta que el texto termina de atrapar al usuario.

Entonces necesitas de estas dos partes para tener un anuncio exitoso. Seguramente al leer esto podrás recordar alguna marca que sigues y que te encantan sus imágenes, pero difícilmente recordarás los contenidos de sus textos. También hay ejemplos contrarios, marcas con contenidos escritos con muy valiosa información que no llegan al alcance del 10% de sus seguidores de forma orgánica.

¿Qué pasa con ellas? No tienen un buen balance entre imagen y texto, para empezar. Y es que a esto se le puede sumar que no tienen bien segmentado su mercado, que no prestan atención a lo que dicen sus seguidores, que no distinguen entre públicos y tipos de mensaje que se deben emitir, no saben brincar de un mensaje frío a una oportunidad. 

No publiques si no tienes un texto, no vale la pena “quemar” una buena imagen sin texto. Así como nos hemos concentrado en hacer mejores fotos, vídeos, animaciones, así también debe ser la preparación para crear copys, textos de campaña y guiones de vídeo.

Aprende sobre los lenguajes de cada red social. En todas, la interacción es diferente y si el usuario no hace click contigo, difícilmente vas a generar ventas. Analiza tus textos, si tus ventas han bajado, vendes poco o no tienes interacción, probablemente la gente se está yendo porque no tienes un texto que enganche.

Además, debemos mencionar el seguimiento en una venta a través de redes sociales, por lo regular es por escrito. Si la redacción no es correcta, si el usuario no percibe interés o atención de la marca, también será difícil cerrar una venta. 

Si realizas un seguimiento dentro de los primeros 5 minutos, tienes 9 veces más oportunidad de convertirla en oportunidad de venta. Pero recuerda, que además de ser amable, tus mensajes deben ser eficientes pues el tiempo de atención cada vez es menos.

Mantener a una audiencia atenta y receptiva a contenidos no es fácil, si no, todos venderíamos y no fueran necesarias las empresas de marketing, de investigación de mercados, los cursos sobre redes sociales o de redacción.

La próxima vez que desarrolles una estrategia o campaña, asegúrate de que los textos sean un buen complemento de tus imágenes.

¡Comparte en redes sociales!