El número no lo es todo

Es una pregunta que hacen mucho los emprendedores o los directivos de marca que van entrando a las redes sociales. Le siguen algunas como: ¿A los cuántos seguidores ya voy a vender o soy exitoso?.

El número de seguidores no lo es todo, ni tampoco es lo más importante. Por encima de eso, está el número de personas que entran dentro de tu mercado meta.  Importa además que esos seguidores tengan la intención de hacerte una compra (mínimo). Si no, más que ayudarte puede mermar en tus estadísticas y tu alcance orgánico y esto te obligará a que la inversión publicitaria tenga que ser mayor.

Aterrizando el tema, vamos a hablar con ejemplos. En Hermosillo, Facebook tiene 740,000 usuarios activos al mes, en Instagram somos alrededor de 250,000 usuarios activos al mes.

Vamos a suponer que lo que vendes  únicamente se puede comprar si van a tu ubicación física. No es primordial tus seguidores de otras ciudades. Te interesa que Hermosillo sepa que estás aquí.

Al momento de hacer tu segmentación, busca de las 740,000 que están en Facebook, que porcentaje o cuántas son tus clientes potenciales, haz pruebas con las edades y los diferentes tipos de anuncios, intenta con vídeos, varias fotos, una imagen, eventos, promoción por ubicación, etc.

Define una meta

Una vez determinado el número de usuarios con gustos afines a tu negocio en Hermosillo, pon como primera meta tener el 10% de esos seguidores. Y comienza con una estrategia que te haga llegar a ellos.

Por ejemplo, en Hermosillo, en Facebook, 530 mil personas están interesadas en el deporte. Entonces tu primer meta sería tener 53 mil me gusta en tu página de Facebook y que de estos 53 mil, 5,300 estén interactuando contigo en las publicaciones  de la semana.

Una vez que alcances esta meta, coloca una siguiente y crea una estrategia para seguir creciendo.

Y en todo esto, ¿Cuándo entran los anuncios publicitarios? Lo mejor que puedes hacer es tratar de crecer orgánicamente. El mejor momento para empezar a pagar publicidad en Facebook o en Instagram, es cuando te estancas, cuando dejas de crecer o de tener interacción con los usuarios.

Cuida tu inversión,  si continuas sin crecer a pesar de los anuncios, entonces lo que está fallando es la estrategia y la creación de contenido. Siempre que hagas una inversión en publicidad directamente con las redes sociales o con influencers, revisa tus estadísticas y que esas estadísticas te muestren que estás llegando a tu mercado meta.

La inversión en personas que no son tu público meta, además de costarte inmediatamente en el bolsillo, costarán en estadísticas y viralización orgánica, tendrás que hacer un esfuerzo por redireccionarte nuevamente a los que sí te compran.

¿Ya más claro? Espero que estos datos te sirvan para darte una guía del mercado que está esperando por tus productos o servicios en redes sociales. Solo necesitas aparecer creativamente en sus feeds para llamar su atención, retenerlo en tu perfil o página y con el texto y atención correcta, generar la venta.

¡Comparte en redes sociales!